Recogida

Destrucción de datosRecogida de archivos confidenciales

Nuestro personal especializado acude a recogerlo debidamente acreditado.  Con ellos comienza la trazabilidad de un proceso confidencial.

Ofrecemos dos servicios diferenciados, recogida periódica y destrucción de archivos.

Para la recogida periódica instalamos contenedores o buzones para el depósito de los documentos a destruir. Disponemos de diversos modelos, dependiendo del volumen de papel generado, y del nivel de seguridad requerido.

La recogida se efectúa a requerimiento del cliente, al llenarse el contenedor, o bien si así lo prefiere, establecer un calendario periódico.

Para la destrucción de grandes volúmenes de documentos confidenciales, generalmente archivos, realizamos la recogida en contenedores o en sacos, dependiendo de la facilidad de acceso a las instalaciones del cliente.

 

Instalaciones y proceso

Con toda seguridad el mejor lugar para su documentación confidencial

Elimina- DCD le ofrece las mejores instalaciones posibles, toda la tecnología y la máxima seguridad en todas y cada una de nuestras actividades.

En nuestras instalaciones contamos con molinos industriales de altas prestaciones, clasificación ecológica, prensas y cintas de tratamiento. Asimismo, disponemos de vehículos industriales de distintos tonelajes y coches de escolta previstos de alarmas y recintos.

Pero en Elimina- DCD vamos más allá. La seguridad también está presente en todo el proceso.

La LOPD obliga a expresar en el documento de seguridad el proceso que llevará a cabo cuando decida desechar la información. El proceso de Elimina- DCD ya ha sido implantado en numerosas organizaciones públicas y privadas.

El proceso que asegura la irrecuperabilidad:

  1. Un plan a medida: Usted determina las características del servicio adaptándolo a sus necesidades.
  2. El almacenamiento: Depositamos en su empresa contenedores especiales con llave de seguridad, donde almacenar el material a destruir.
  3. La recogida: Nuestro personal especializado acude a recogerlo debidamente acreditado. Con ellos comienza la trazabilidad de un proceso confidencial.
  4. La destrucción: Se realiza en nuestras plantas cerradas, al tamaño de partícula contratado y donde un representante del cliente puede auditar la destrucción desde las salas de visualización.
  5. Recepción en planta: De esta manera, los clientes  que lo deseen pueden traer la documentación ellos mismos, y hacer la visualización de la destrucción.
  6. El certificado: le entregamos un certificado con indicación expresa del tamaño de partícula al que se ha destruido. Desde ese momento queda garantizada la irrecuperabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.