Los riesgos de no destruir

 600.000 euros de sanción máxima y una imagen de empresa dañada; la destrucción de datos confidenciales no es un juego.

La ley 15/ 1999 de 13 de diciembre de Protección de datos extiende la obligación de aplicar medidas de seguridad a los documentos en soporte papel con datos de carácter personal. No hacerlo acarrea los siguientes riesgos: Sanciones por incumplimientos legales. Espionaje comercial e industrial y Pérdida de imagen corporativa.

Con Elimina- DCD podrá evitar todo esto de la manera más segura. Porque está en juego mucho más de lo que parece. Está en juego su seguridad y la de su empresa.

Deshágase de todo el material, por voluminoso que sea, de forma limpia y certificada, sin inversiones permanentes en destructoras ni inversiones fijas.

Las destructoras personales son muy costosas, tanto de adquirir como de mantener, y conllevan costes ocultos por la dedicación de los empleados en su uso. Con ellas es inviable una destrucción total de todo el material diario e histórico que genera una gran empresa.

Elimina- DCD le asegura de forma certificada su destrucción así como la total confidencialidad en el proceso, asumiendo cualquier riesgo con nuestras pólizas de responsabilidad por pérdida o robo de documentación.

Le garantizamos absorber todo el volumen de documentos que genere su empresa, mediante un servicio continuado o de forma puntual.

 

Soportes y documentos que destruimos:

  • Documentación legal
  • Ofertas, estudios de costes y lista de precios
  • Planes comerciales, estratégicos o de inversión
  • Nóminas o datos contables
  • Listado de clientes o proveedores
  • CV’s y fichas personales
  • Historias médicas
  • Cheques y tarjetas de crédito cancelados
  • Fotocopias no controladas
  • CD, DVD, discos, films
  • Aparatos electrónicos
  • Elementos corporativos