Elimina: destrucción confidencial de archivos y documentos garantizada

destruccion confidencial de archivos y documentos

Elimina es una empresa de destrucción de documentación confidencial, que empezó en 2003 con capital 100% balear, y basa su actuación en base a la ley de protección de datos. Nos dedicamos a la recogida y destrucción confidencial de documentos, siempre siguiendo los mayores estándares de seguridad y rigurosidad en cada proceso.

Contamos con la maquinaria necesaria para que esta documentación se destruya siempre según lo que marca la norma 15.713, que dice que debe quedar a un tamaño de partícula irreconstruible e ilegible. Nuestros procesos son auditables, y nuestros clientes pueden controlar en todo momento en qué punto se encuentran sus documentos. Desde la recogida hasta la destrucción final, que puede ser visualizada en primera persona por ellos en caso que lo deseen.

Destrucción confidencial de archivos en Mallorca

Elimina garantiza una recogida segura con camiones especiales de seguridad, controles a los empleados, contratos de confidencialidad de por vida y unos procesos con una trazabilidad demostrable: los contenedores que dejamos en las empresas llevan su precinto y están cerrados, lo que da la certeza que nadie no autorizado tenga accesos a los documentos. Una vez llega la documentación en nuestras plantas, hay cámaras que graban todo el proceso, desde la apertura de precintos, pesaje, destrucción… para que todo sea demostrable y conforme a lo contratado.

A muchas empresas le sale a cuenta contratar un servicio externo de destrucción de documentos. Garantiza una destrucción segura, sin acceso de terceros, y convierte un coste fijo en variable. Evita el tener que invertir en destructoras y que el personal tenga que encargarse de esta tarea en momentos de trabajo. Y por supuesto, es una contribución importante a la hora de preservar el medio ambiente, ya que la mayoría del material que llega a nuestras plantas acaba siendo reciclado. También es importante para evitar sanciones, que van de los 6.000 a los 600.000 €, dependiendo del tipo de documentación que maneje la empresa.