Destrucción

¿Por qué destruir?

Todas las empresas tienen la necesidad de desechar información confidencial, cuando esta ya no es necesaria. Existen fundamentalmente 3 importantes razones para decidirse por destruir la información:

Protegerse de la competencia

Existe gran cantidad de información sobre su negocio que puede interesar a su competencia. Listados de clientes, listas de precios, estadísticas de ventas, borradores de presupuestos, correspondencia, not
as, etc. En un entorno de negocio cada vez más competitivo, el hurto de información está cada día más extendido.

Sin las apropiadas precauciones, la información termina en el contenedor de basura, donde está fácil y legalmente accesible para cualquier persona. La basura está considerada por los profesionales del espionaje industrial, como la única fuente de información disponible de la competencia. Cualquier empresa que desecha información propia o privada sin la garantía de la destrucción, se expone a multiples riesgos: pérdida de competitividad de su negocio, perdida de clientes, incluso la quiebra de la empresa.

Salvaguardar la imagen de su empresa

Otro riesgo no menos importante es que información sensible o confidencial, suya o de sus clientes o proveedores, aparecezca en la Prensa, produciendo daños en la imagen de su empresa, y la perdida de la confianza de sus clientes o proveedores.

Cumplimiento de la LOPD

La Ley de Protección de Datos establece que los datos de caracter personal deben ser destruidos una vez dejen de ser necesarios o pertinentes. El inclumplimiento de la LOPD conlleva graves sanciones, cuyos importes pueden llegar a los 600.000.- Euros.

Solución

La destrucción de información confidencial elimina los riesgos antes expuestos. En cualquier formato en que esté almacenada su información, la completa destrucción es imprescindible, y mediante nuestro servicio está asegurada. Elimina le ofrece la solución.

Los riesgos de no destruir