Destrucción de documentos Mallorca: claves y ventajas

 

destruccion de documentos mallorca

Destrucción de documentos Mallorca | A lo largo de su vida profesional, en una empresa se llegan a acumular gran cantidad de documentos. Todos estos archivos pueden contener información confidencial. Por lo tanto, su destrucción debe ser acorde a la normativa vigente.

Este tipo de documentos con información sensible no se pueden tirar a los contenedores de reciclaje convencionales. Debemos tener en cuenta que pueden llegar a manos de terceros. Como por ejemplo nuestra competencia directa. Y eso, a la larga, puede convertirse en un problema.

Según la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD), el significado de dato personal es muy esclarecedor. Sería “cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica. También acústica o de personas físicas identificadas”.

Destrucción de documentos Mallorca garantizada

Por lo tanto, no solo incluiríamos como dato personal los nombres, apellidos o direcciones de personas y/o usuarios. También lo serían los números de teléfono, correos electrónicos, firmas electrónicas, fotos, grabaciones de audio y/o vídeo…

En nuestro país, la destrucción de documentos viene regulada en el Reglamento LOPD. La destrucción de documentos debe ser un aspecto fundamental para las compañías. Desde el punto de vista normativo y también para evitar sanciones. Estas pueden ir desde los 900€ por infracciones leves a los  600.000€ por infracciones muy graves.

En Elimina somos una empresa de referencia en este sector. Contamos con las instalaciones e infraestructuras necesarias para garantizar la máxima seguridad. Acordamos con nuestros clientes el tipo de recogida, ya sea puntual o periódica. Custodiamos la documentación en nuestros contenedores especiales. En el momento de la destrucción, se graba en vídeo para que quede constancia de todo. Posteriormente el papel se destina a reciclaje. Nuestro proceso permite reducir el consumo de agua. También los productos químicos para el reciclaje del papel.
El material no reciclable se deposita en un centro especializado de tratamiento de residuos, tal como establece la Ley de Residuos.